Me gusta la gente con ideales en los ojos y los pies en la realidad, sin complejos.

Me gusta la gente que ríe, que llora, que se emociona con una simple llamada, una peli, un abrazo.

Gente que tiene tiempo para pedir perdón, de repartir ternura, de sonreir con bondad.

Gente que se equivoca y lo reconoce, que cae y se levanta, que aprende de sus errores.

Gente sin odio, ni pensamientos banales, que siempre está dispuesta a aprender ya sea de un niño, de un pobre, de un analfabeto.

Gente que respeta a la gente mayor, sus vivencias y pasado, que tiene nostalgias.

Gente que disfruta con lo que hace, sin remordimientos, que sabe escuchar.

Gente que orienta, que ayuda, que no le importa la dificultad, que busca la verdad.

Me entusiasma la gente así.

No hay comentarios: