CENA REAL

Cena de celebración del cumpleaños de S.M. el Rey.
Asisten a la cena personalidades de la realeza, la política,
la nobleza, etc....

Los invitados se sientan a la mesa.

Deslumbrada por el lujo, Sonsoles le dice a su marido:

- José Luís, mira qué cubiertos más monos de oro puro con brillantes y esmeraldas incrustados. Anda porfa, cógeme uno de recuerdo. Yo, tengo que tener uno de esos para casa...

- Pero, Sonsoles, por favor....

- ¡¡Ni por favor ni leches!! Tú me coges un cubierto ahora mismo...

- Bueno, bueno, no te pongas así.

Así que el presidente, disimuladamente, coge un cuchillo y se lo guarda en la chaqueta....

Justo enfrente del matrimonio Zapatero, se encontraban Rajoy y su esposa, que vieron el detalle.

Ella le dice a su marido:

- Anda Mariano, cariño, cógeme tu uno a mí.

- Pero por el amor de Dios, ¿cómo voy a hacer eso?

- Tu también. Y no me discutas...

- Bueno, lo que tú digas.

Así que con el mismo disimulo que Zapatero, Rajoy se dispone a coger el cuchillo, pero su mano le traiciona, con la mala suerte de que el cuchillo golpea varias veces la copa,...clin, clin, clin, clin… Se hace un silencio, y sonrojado sin saber qué hacer, se levanta y
para salir del paso alza la copa y dice:

- Brindemos por su Majestad el Rey Don Juan Carlos, por que cumpla muchos más. ¡Felicidades Majestad!.

Todos brindan, y Rajoy, se sienta aliviado.

- De verdad, Mariano, que torpe eres. Pero yo no me quedo sin mi cuchillo, así que ya lo puedes ir cogiendo.

- Pero cariño, ya ves que no puedo. Déjalo estar.

- Que no, que no y que no... Que Sonsoles tiene su cuchillo y yo también quiero uno.

-Ufff, de verdad, mira que te pones pesadita...pero en fin...

Así que, de nuevo se dispone a coger el cuchillo, pero nuevamente su mano le traiciona y vuelve a golpear la copa…clin, clin, clin, clin…

Una vez más, se hace un silencio sepulcral, por lo que Rajoy tiene que ponerse de nuevo en pie y dice:

- Un brindis por su Majestad la Reina Doña Sofía por ser tan buena anfitriona y estar tan guapa. ¡Sofía, guapa!

Todos brindan y él se siente de nuevo aliviado.

- Eres un inútil. No eres capaz de coger para mí un miserable cuchillo.

- Pero es que.....

-Ni es que ni nada. Quiero mi cuchillo y lo quiero ya.

- Pero no puede ser, ya ves que mi temblorosa mano no me lo permite....

-¿Que no te lo permite? Pues ya te lo puede ir permitiendo, porque como no me consigas el cuchillo ahora mismo, te monto un espectáculo delante de todo el mundo.

- Pero no seas así...

- Ni así ni nada. Ya me lo puedes ir cogiendo. Así que Mariano, ante la furia de su mujer, decide volver a intentar coger de nuevo el cuchillo, pero....clin, clin, clin, clin, clin...

Silencio total, sudores fríos recorren su frente. Se pone en pie y viendo la cara de furia de su mujer dice:

- Permítanme que les haga un truco de magia. ¿Ven este cuchillo que tengo en mi mano? Pues lo voy a hacer desaparecer.

Lo introduzco en mi chaqueta, doy unos pases mágicos flus, flis, flas, y...

¡¡¡Zapatero, mírate en la chaqueta!!!


Sed felices

No hay comentarios: