UNA MADALENA Y UN MUFFIN

La madeleine, se remonta al año 1750 y fue Stanislas Leczinski, rey destronado de Polonia y duque de Lorena, quien por medio de una campesina, descubrió su preparación. Le gustó tanto, que le puso el nombre de la chica. Pronto llegó a Versalles y conquistó el país.

La madalena, es una preparación a base de harina, huevos, mantequilla, azúcar y levadura química. Al partirla por la mitad, se puede observar su esponjosidad debido en gran parte, al batido ya que se airea mucho y por otro lado, a la levadura que hace que crezca bastante.
En las madalenas se utilizan cápsulas de papel para hornear.



El muffin que conocemos se remonta al año 1703 y originario de Inglaterra. Es una preparación con harina, huevos, mantequilla, azúcar y levadura química, como las madalenas, pero las proporciones son diferentes. Se pone más mantequilla y menos levadura. La preparación también es distinta ya que se incorpora menos aire a la mezcla. Son más compactos.
En los muffins se utilizan moldes de paredes más rígidas para hornear.



Sed felices

4 comentarios:

cristina dijo...

que ricasssssssssss y que pintazas me llevo una para el cafelito besos wapa

TuLa dijo...

Buena merienda Cristina....

Sabor Añejo dijo...

Que entrata tan dulce...

Besos

TuLa dijo...

Haciendo boca para la merienda, jeje.
Besitos