¿BIPOLAR?. ALIMENTACIÓN RECOMENDADA

Cada vez más se escuchan términos como trastornos bipolar o maníacos depresivos y cómo estos afectan a la salud de quien la padece.
Si bien el tratamiento central debe estar a cargo de un médico especialista, es necesario como paciente realizar cambios de hábitos que ayuden a tratar dicha afección. Uno de los hábitos a modificar debe ser la alimentación, la cual puede a través de determinados alimentos, ayudar a mejorar dicha patología.

El trastorno bipolar o maníaco depresivo es una enfermedad caracterizada por presentar altibajos en el ánimo (ira, tristeza, alegría). Estos altibajos afectan  tanto al estado emocional, psíquico como físico.
Cada vez más se considera que el tratamiento para el trastorno bipolar debe ser integral, el cual debe incluir: tratamiento médico, cambios de hábitos y psicoterapia.
Dentro de los cambios de hábitos se debe incluir cambios en la dieta, la cual juega un rol importante en el tratamiento de dicha enfermedad. La alimentación debe ser completa, armónica y equilibrada que contenga alimentos que puedan ayudar a tratar el trastorno maníaco depresivo.

¿Qué alimentos ayudan a tratar el trastorno bipolar?


Alimentos con triptófano: Por ser un aminoácido precursor de la serotonina, neurotransmisor que evita la presencia de depresión. Dentro de este grupo se pueden mencionar: el ajo, cebolla, avena, col o repollo, calabaza, tomate, habas, mango, higos, cítricos, castañas, semillas de ajonjolí, pescado, huevo, leche, soya.

Alimentos con tirosina: Este aminoácido atraviesa la barrera cerebral, reduciendo los estados maníacos depresivos. Además de ayudar a utilizar la vitamina B3 y vitamina C en la síntesis de algunos neurotransmisores como dopamina y noepinefrina. Dentro de estos alimentos se encuentran: lechuga, espárragos, zanahoria, espinaca, soya, pepino, berro, perejil, manzana, sandia.

Alimentos con fenilalanina: Este aminoácido es esencial para síntesis denorepinefrina en el cerebro. Dentro de este grupo se pueden encontrar: Almendras, legumbres, perejil, espinacas, soya, tomate, piña o ananá, aguacate o palta, alga spirulina, entre otros.

Alimentos con ácido fólico: Brinda equilibrio a los procesos químicos del cerebro. Dentro de estos alimentos se pueden encontrar: espárragos, levadura de cerveza, brócoli, col, remolacha, soya, espinaca, germen de trigo, cereales integrales, almendras, nueces, aguacate.

Alimentos ricos en vitamina B6: Esta vitamina facilita la transformación de triptófano en serotonina. Dentro de este grupo se encuentra: plátano, aguacate, arroz integral, legumbres, nueces, espinacas, semillas de girasol.

Magnesio: Ejerce una acción sedante, reduciendo la tensión nerviosa y la irritabilidad. Alimentos que lo contienen: almendras, arroz integral zanahorias, lentejas, verduras de hojas verdes, tomates, soya, cebada, semillas de sésamo, cítricos, manzana, pescado.

Alimentos con zinc: El zinc ayuda a reducir el nerviosismo y la ansiedad. Alimentos ricos en zinc: almendras, nueces, avena, semillas de calabaza, cereales integrales, perejil, papa o patatas.


Alimentos con ácido omega 3: Este ácido mono insaturado ayuda a prevenir los trastornos emocionales. Dentro de este grupo se pueden mencionar: semillas de linaza, semillas de chía, nueces, almendras, aceite de canola, pescado de mar.

Conclusión

Teniendo en cuenta estos nutrientes que pueden ayudar a tratar trastornos maníacos depresivos, es posible inferir que llevando a cabo una alimentación completa, equilibrada, con alto contenido en verduras, frutas, pescado y frutas seca, se puede contrarrestar dicha patología.


Sed felices!!

2 comentarios:

Many dijo...

Muy interesante.
Gracias por la información.
Saludos

Anónimo dijo...

Muy interesante. Una buena alimentación y ejercicio físico, cuidando los excesos ayuda a mantener un equilibrio emocional. Si deseas compartir tu vivencia en la web www.puedoser.es hay un foro en el que consultar dudas y apoyar a otros pacientes con tu experiencia. Un saludo.